Apuestas de baloncesto

Todo Sobre Casinos > Apuestas Deportivas > Apuestas de baloncesto
post thumbnail

El baloncesto es un juego extremadamente rápido que ofrece múltiples oportunidades de apuesta con las que podemos llevar las emociones que experimentamos durante el encuentro al máximo. De entre todos los principales deportes, es probable que el baloncesto sea uno de los más fáciles en el que apostar. Para que puedas aprovechar todas las posibilidades que ofrece uno de los deportes más populares del mundo, a continuación te ofrecemos los mejores casinos para apostar en baloncesto y hacer otras apuestas deportivas online:

Como apostar en baloncesto

Teniendo en cuenta que el baloncesto es uno de los deportes más populares del mundo, con una enorme cantidad de espectadores en sus distintas ligas, no es sorprendente que aficionados de todos los países apuesten grandes cantidades de dinero todos los años. Las apuestas de baloncesto NBA merecen una mención aparte, ya que nos encontramos ante un mercado verdaderamente enorme que levanta pasiones en todo el planeta. Lo cierto es que pueden conseguirse unas ganancias muy interesantes apostando en baloncesto, pero colocar apuestas ganadoras puede no ser tarea fácil.

En primer lugar, es importante que elijamos una casa de apuestas que se ajuste a nuestras necesidades y nos ofrezca unas cuotas interesantes. Además, si queremos tener éxito, debemos entender bien el juego y estudiar con detenimiento las circunstancias que rodean al encuentro y a los jugadores. Otro factor que influye en nuestras probabilidades es la competición que seleccionemos para apostar y nuestros conocimientos sobre la misma. Ten en cuenta que en la mayoría de los casinos puedes elegir entre distintas ligas, entre ellas la NBA, así que es fundamental que valores bien cuál te interesa más. Desafortunadamente para los apostantes europeos, debido a la diferencia horaria, la mayoría de los partidos de la NBA se juegan de madrugada, así que las apuestas en vivo en esa liga tienen menos importancia para muchos jugadores en esa zona del mundo.

Una vez valorado todo lo anterior, lo único que te resta por hacer es elegir el tipo de apuesta que prefieres, hacer tu pronóstico y prepararte para disfrutar de emociones fuertes.

¿Qué tipos de apuestas de baloncesto se pueden hacer?

– Handicap

Este tipo de apuesta es comparable a los handicaps asiáticos que se utilizan en fútbol. En este caso, el corredor de apuestas suma o resta a un equipo los puntos que considere necesarios para ofrecer unas cuotas equilibradas. Por ejemplo, si los Lakers juegan contra los Nicks y las cuotas van de 1,60 a 2,45, el corredor de apuestas tiene que valorar cuál es la distancia esperada para ofrecer unas cuotas equilibradas. En el caso del ejemplo, sería de 3,5 puntos para el equipo local, por el cual van a apostar la mayoría de los jugadores (se le restan esos puntos al equipo local y se le suman al equipo visitante). Si la cuota está en 1,91 y los Lakers tienen -3,5 puntos, los Lakers tendrían que ganar con una diferencia de 4 puntos o más para que el jugador ganase su apuesta.

– Número de puntos

A diferencia del fútbol, en el que los goles muchas veces pueden contarse con los dedos de una mano, los partidos de baloncesto generan gran cantidad de puntos, así que apostar a que el encuentro terminará por encima o por debajo de cierta cantidad de puntos (combinando los puntos obtenidos por ambos equipos) es algo tremendamente popular. Como es lógico, también tendremos la posibilidad de apostar pronosticando el total de puntos que obtendrá el equipo local o el equipo visitante. Se trata de un tipo de apuesta totalmente directa y, por lo tanto, muy sencilla de hacer, lo que explica en buena parte su atractivo. Sin embargo, hay que tener cuidado, porque en muchos casos las prórrogas se incluyen en el resultado. En el caso de que el número de puntos final coincida exactamente con la cantidad de puntos que habíamos pronosticado que se superarían o no, la apuesta se considera un empate y no se gana ni se pierde dinero.

– Victoria en el partido

Se trata de una apuesta incluso más sencilla que la anterior, ya que lo único que tenemos que pronosticar es quién gana o quién pierde, sin aplicar ningún handicap e incluyendo las prórrogas. Este tipo de apuesta no incluye la posibilidad de un empate, ya que en baloncesto las apuestas de tipo 1-X-2 se dan en pocas ocasiones.

– Rendimiento del jugador

Estamos ante un tipo de apuesta muy conocida en la NBA, siguiendo el modelo de Las Vegas. Las apuestas al rendimiento del jugador se hacen pronosticando las estadísticas que el jugador alcanzará durante un partido. Por lo tanto, hablamos del número de rebotes, de puntos, de asistencias, etc., y en ocasiones incluso una combinación de varias de estas estadísticas. Por ejemplo, una apuesta típica sería pronosticar si Marc Gasol consigue más o menos rebotes o puntos que un número predeterminado.

-Apuestas combinadas (Parleys y Teasers)

En las apuestas combinadas tendrás que pronosticar correctamente los resultados de dos o más partidos. En el caso de las apuestas parley pueden combinarse apuestas de handicap y de victoria en el partido, mientras que en las apuestas teaser se utiliza solo el handicap y los jugadores pueden ajustarlo a su favor. En ambos casos, el problema está en que hay que acertar todos los pronósticos para ganar la apuesta.

¿Cómo son las cuotas de estas apuestas?

La apuesta clásica del baloncesto es la apuesta handicap. Esto significa que inicialmente la cuota básica por una victoria de cualquiera de los equipos es idéntica (alrededor del 1,91 de media). Esta cuota se ajusta en función de la ventaja de puntos individual. El equipo con más probabilidades de ganar recibe el mayor handicap. Al no haber posibilidad de empate, salvo que se excluyan las prórrogas, el riesgo de perder la apuesta es bastante menor que en las apuestas clásicas de fútbol, que contemplan tres posibles resultados.

En el caso de las apuestas por la victoria en el partido, al no aplicarse el handicap, algunos equipos tienen una probabilidad superior al 50% de ganar el encuentro, por lo que se aplican distintas cuotas. Esto provoca que si apuestas por la victoria del equipo favorito tendrás que arriesgar más dinero para obtener beneficios significativos. Por ejemplo, en un partido al azar, podrías tener que apostar 30 $ para ganar 10 si apuestas por el equipo favorito, mientras que si apuestas por el otro equipo, con tan solo apostar 10 $ podrías ganar 25.

¿Qué otras cosas debo tener en cuenta?

Como con cualquier otro deporte, cuanta más información tengamos sobre las circunstancias y estadísticas que rodean al encuentro y a los jugadores, más probabilidades tendremos que hacer una apuesta exitosa. Por lo tanto, es fundamental que nos mantengamos informados con las últimas noticias y datos sobre el partido recurriendo a fuentes de información fiables.

Por ejemplo, es recomendable comprobar qué jugadores están lesionados o la forma y la progresión del equipo por el que vamos a apostar antes de hacer cualquier apuesta. Así podremos ajustar nuestra predicción en consecuencia. La ausencia de jugadores clave en un equipo puede dificultar en gran medida su victoria.

Lógicamente, no hay ninguna estrategia perfecta para que nuestra apuesta dé siempre en el blanco. Nunca olvides que las apuestas deportivas siempre serán, al menos en parte, un juego de azar.

Algunos consejos para principiantes

Aunque resulta sorprendente, a lo que debemos aspirar cuando diseñamos nuestra estrategia de apuestas no es a conseguir ganar la máxima cantidad de apuestas posible, sino a conseguir la máxima rentabilidad. Esto quiere decir que si apostamos constantemente al equipo favorito, la rentabilidad que obtendremos será muy inferior debido a las cuotas, así que nos podemos encontrar con la paradoja de que una persona que ha ganado más apuestas termine obteniendo menos ganancias que otra con más apuestas perdedoras. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que debamos apostar siempre contra el equipo favorito, pero una estrategia de apuesta excesivamente conservadora puede acabar reduciendo nuestros beneficios a su mínima expresión, especialmente si tomamos en consideración las comisiones que las casas de apuestas cobran en las ganancias. Una clave directamente relacionada con esta idea es que esperemos a que la línea de apuestas se desplace a nuestro favor para colocar nuestra apuesta, y en este caso, la práctica es fundamental para adquirir la destreza necesaria y colocar la apuesta en el momento exacto.

Otro consejo importante es comprobar siempre las alineaciones por si se produce algún cambio de última hora que pueda afectar significativamente al resultado del encuentro que habíamos previsto. Debemos tener en cuenta que a ningún equipo le gusta perder, y que las probabilidades de un equipo modesto de ganar cuando tiene un gran apoyo de su público jugando en casa aumentan, algo que también ocurre cuando uno de los equipos favoritos acaba de perder de forma algo estrepitosa en su último partido, ya que en el siguiente saldrá a por todas para demostrar su categoría.

¿Es legal hacer apuestas de baloncesto en México, Argentina, Chile y Colombia?

-México

Los aficionados mexicanos a las apuestas de baloncesto están de enhorabuena, ya que el gigante hispanohablante de apuestas Codere ha llegado recientemente a un acuerdo con la NBA para patrocinar los encuentros de esta liga, convirtiéndose en el primer socio oficial de apuestas en México de la NBA para el país azteca. De esta forma, los jugadores mexicanos no tendrán ninguna dificultad a la hora de hacer apuestas en esta emocionantísima liga que cuenta con legiones de seguidores a nivel mundial.

-Argentina

La situación de las apuestas en Argentina es algo complicada, ya que cada provincia emite sus propias licencias y tiene su propia ley al respecto, y esta situación es extensible a todas las apuestas deportivas, incluyendo el baloncesto. No obstante, a falta de una amplia oferta local, los apostantes argentinos no tendrán ningún problema para recurrir a casinos internacionales en los que contarán con una amplia selección de mercados de apuestas de baloncesto entre los que elegir.

-Chile

La regulación chilena sobre apuestas deportivas es una de las más restrictivas de Latinoamérica, y en principio las apuestas en Chile para baloncesto solo pueden hacerse recurriendo a la oferta de la lotería nacional. No obstante, como en el caso de Argentina, los aficionados del país andino pueden acceder fácilmente a cualquiera de los casinos internacionales más prestigiosos y apostar en los partidos de baloncesto que prefieran.

-Colombia

Tras la regulación de las apuestas deportivas online en Colombia, los aficionados colombianos no solo disponen de la oferta de grandes casinos internacionales, sino también de casinos online con licencia a nivel local que ofrecen un servicio de total confianza. Por lo tanto, colocar apuestas en Colombia para un partido de baloncesto es lo más sencillo del mundo, solo tienes que hacer un pronóstico y prepararte para disfrutar del partido.